oración de la mañana al alma de Jesús

Te invitamos hacer esta oración del día para pedir al alma de Cristo su protección y para que su amor se refleje en Ti. pídele que su amor te proteja y que te conduzca hoy por un camino de prosperidad, alegría y paz.

Alma de Cristo, Santifícame y purifícame con Tu bendita presencia. Cuerpo de Cristo, sálvame y presérvame de todo mal. Manto de Cristo, cúbreme y aleja de mí toda enfermedad. Agua de costado de Cristo, lávame y limpia todos mis pecados.

Oh mi amado Jesús, ampáreme y dentro de tus manos escóndeme. No permitas que el mal me aparte de Ti y debilite mi Fe. Defiéndeme, cuando el enemigo me ataque; sé mi escudo, mi refugio y mi dulce amparo.

Alma de Cristo, permíteme alabarte y glorificarte. Pues tu eres mi esperanza, en quien deposito toda mi confianza. Alma de Cristo, permíteme agradecerte porque cuando estoy rodeado de problemas, no permites que nada me destruya; Siempre puedo contar contigo en cada etapa y situación de mi vida.

Alma de Cristo, con fe y devoción, te pido que me ayudes a entregarte todas mis cargas, mis angustias, mis necesidades en tus manos. Hazme descansar en bajo tu presencia, para que tu dulce amor me acompañe siempre. Amén.

ORACIÓN JESÚS CONFÍO EN TI

Bendito Jesús, la vida me ha enseñado que debo depositar toda mi confianza en Ti. Pues tu eres mi fuerza cuando estoy débil. Tu eres el techo que me resguarda en medio de la tempestad, eres la luz que ilumina mi vida y el que me da esperanza cuando todo parece ir mal.

Tu amado Padre Celestial, eres mi amigo, mi apoyo, mi roca cuando los demás me han abandonado. Por eso quiero darte gracias por concederme la Fe, la esperanza y el amor por medio de Tu Hijo. Gracias Padre por esa prueba de amor y por darme la oportunidad de conocer tu amo y tu paz. Amén.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad. Sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *