oración de la mañana -CONFÍA EN DIOS-

Te invitamos hacer esta oración de la mañana para pedir a Jesús de Nazaret su protección y para que su amor se refleje en Ti. pídele que su amor te proteja y que te conduzca hoy por un camino de prosperidad, alegría y paz.

Gracias mi Dios por un nuevo día y vengo a rendirme a tus pies, agradecido señor porque me perdonaste de cada uno de mis pecados.

En el silencio de este nuevo día, reconozco que tu eres mi salvador, el que adorna mi vida cada mañana con un nuevo sol resplandeciente; el que me da la fuerza para levantarme y da aire a mis pulmones.

Señor bendíceme y bendice a la persona que está leyendo esta oración. Y tú amigo(a) que estás leyendo la oración, un milagro viene en camino y Dios sanará tu enfermedad, curará tu dolor, suplirá lo necesario para que te levantes, solo tienes que creerlo de todo corazón y mantener siempre la fe en Dios. SI LO CREES ESCRIBE “YO CREO EN DIOS”

DIOS EN TI CONFÍO ORACIÓN

Señor, hoy pongo mi vida en tus manos, confiado en que tú me amas y me llevarás por un buen camino. No permitas que nada ni nadie me aleje de ti, de mi parte pondré lo mejor de mí para ser un digno hijo tuyo.

Amado Dios, Tú sabes lo que vivo, lo que me preocupa, lo que siento, lo que anhelo, lo que me falta y lo que deseo. Tu más que nadie sabes cuándo lloro, cuando rio y cuando estoy en soledad. Por eso me postro ante tus pies para que siempre me acompañe.

Amado Dios, bendíceme y no me suelte de tu mano, porque hoy como siempre te necesito en mi vida. Tu eres mi pan de vida, mi consuelo y mi sustento; Tu mi Dios eres la fortaleza de mi vida, el que se lleva todos los días triste y todos mis problemas.

Bendito Dios, te suplico que me ayudes a alcanzar aquellos cambios que tanto anhelo, por favor llévate la tristeza y reemplázala con alegría, llévate la escasez y reemplázala con abundancia, llévate el dolor y reemplázalo con fe. Amén.

Si haces esta oración de la mañana con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *